vendar-casa-dinero-inversión

10 consejos para vender tu casa

10 puntos a tener en cuenta a la hora de definir el valor de tu propiedad:

  1. Ubicación
  2. Orientación
  3. Conexión y servicios
  4. Superficie
  5. Antigüedad y estado
  6. Edificación
  7. Eficiencia energética
  8. Situación urbanística
  9. Ocupación
  10. Situación jurídica y administrativa.

Si quieres vender tu casa, debes conocer primero a qué valor puedes ponerla en venta, para eso puedes acudir a la Valoración Inmobiliaria.
Se trata de un informe que contempla la oferta, demanda, condiciones e infraestructuras del barrio, entre otros factores, para determinar el precio de tu vivienda.

Valorar una vivienda correctamente es muy importante tanto a la hora de comprarla cómo de venderla, ya que permite determinar su precio de mercado real. No obstante, existen una serie de factores que pueden influir de forma muy importante en la valoración de un inmueble.

Ubicación
La localización es uno de los principales factores que influyen en una valoración. Las áreas más cotizadas van desde el centro de la ciudad, hasta la primera línea de playa, pasando por áreas de actividad comercial.
Como vemos, no sólo es importante la ubicación, sino los servicios que la rodean. También es cierto que regularmente ciertas zonas son más demandadas que otras y esto puede significar un alza en el precio de venta. 

Orientación
Otro de los factores que influyen en la tasación de una vivienda es la orientación. Un inmueble orientado hacia el norte o sur cuenta con diferentes ventajas en función de la luminosidad, la ventilación. Una orientación correcta puede suponer un gran ahorro en consumo energético.

Conexión y servicios
En línea con la importancia de la ubicación, las conexiones a buenos accesos de comunicación y los servicios cercanos a un inmueble son claves en la valoración de la vivienda. Hablamos de trasporte público, zonas comerciales, centros educativos, centros de salud, espacios verdes, etc. 

Superficie
La superficie útil, construida privada y las zonas comunes, así como la distribución interior de la vivienda y la proporcionalidad de las estancias son parámetros muy importantes en los factores que influyen en una valoración.

Antigüedad y estado
También hay que tener en cuenta la antigüedad de la vivienda o edificio y, en consecuencia, el estado de la vivienda, ya que puede implicar costes en derramas o reformas. Así que, a la hora de comprar una vivienda, fíjate bien en el estado de conservación, la habitabilidad, la calidad constructiva y las necesidades de obra.

Edificación
Las principales características que afectan a la tasación en torno a la edificación son: zonas comunitarias y jardines, disponibilidad de ascensor, portero, calefacción central, etc, y arquitectura del edificio.

Eficiencia energética
La sostenibilidad es un valor al alza y cada vez se tiene más en cuenta no solo para contribuir a reducir la contaminación, sino para ahorrar la factura energética. El uso de elementos eficientes como material, placas solares, cristales climatizados, etc. pueden suponer un ahorro de hasta el 30% del consumo energético.

Esperamos que este post haya sido útil, cualquier duda, consúltanos! Estaremos encantados de asesorarte.

×